Alfombras y tapetes para el recibidor

Alfombras y tapetes para el recibidor

El recibidor es uno de los espacios más importantes en casa, es la bienvenida diaria para nosotros y la primera impresión de nuestro hogar hacia nuestros invitados. Es por esto, que el recibidor debe proporcionarnos una pequeña probadita del estilo del resto de la casa, reflejando la personalidad de las personas que la habitan.

Cualidades sensoriales, como que se sienta acogedor y cálido, además de la funcionalidad del espacio, determinarán los elementos que el recibidor debe tener.

Es muy común tener una alfombra en el recibidor, sin embargo, no siempre resulta sencillo seleccionar la que mejor convenga a nuestros intereses. Primeramente, y antes de adentrarnos al tamaño, forma y diseño de una alfombra, lo que debemos tener en cuenta es la función y la estética que queremos lograr en nuestro espacio.

FUNCIÓN.

Debemos asegurarnos que la alfombra que elijamos nos permita el libre abatimiento de la puerta de acceso. Optar por una alfombra de pelo corto o tejido plano nos permitirá abrir nuestra puerta sin problemas.

Sin embargo, hay casos especiales donde el diseño de nuestra puerta es muy bajo y una alfombra no permite el abatimiento, en este caso lo recomendable es seleccionar una forma que nos permita librar la puerta y así no prescindir de este elemento.

Otro punto importante es la fácil limpieza. El recibidor es un lugar de alto tráfico y expuesto al polvo del exterior, por lo que una alfombra con tejido cerrado, pelo corto o de fibras naturales será una excelente opción.

¡Visita nuestra tienda en Mérida!

 

ESTÉTICA.

El tema de la estética dependerá completamente de nuestros gustos e intereses. Nos apoyaremos en el tamaño, forma y diseño, pero también debemos tener claro qué intenciones queremos lograr.

Un tip estético consiste en dejar que la alfombra “respire”, es decir, dejar que haya un espacio considerable alrededor, entre la alfombra y la pared. De esta forma la alfombra se vuelve un punto focal, a diferencia de si se escoge una alfombra que cubra toda la superficie, de esta manera, lograremos que se disimule y forme parte del entorno.

Nos daremos cuenta entonces que, la estética es subjetiva, es decir, que para cada persona es diferente y dependerá por completo de la personalidad, intereses y necesidades del que habita el lugar.

Ahora que establecimos la función y estética que queremos plasmar en nuestro recibidor, podemos adentrarnos en las características que nos ayudarán a seleccionar la alfombra ideal a nuestros objetivos.

TAMAÑO: Para poder determinar el tamaño de nuestra alfombra, aparte de dimensionar el espacio disponible, debemos basarnos en la intención estética que queremos lograr. Una alfombra de grandes dimensiones dará al espacio un toque cálido y de confort, también será menos probable que uno se tropiece con ella. Por el contrario, una alfombra pequeña (en proporción al espacio disponible) dará un acento al espacio y delimitará la zona visualmente.

FORMA: La forma va directamente relacionada al tamaño, y es que la combinación de estas dos características es la que definirá en gran parte cuál alfombra vamos a elegir. Existen de muchas formas, regulares e irregulares. Escoge la que más se adapte a tus necesidades.

-   Rectangulares. Son las más comunes. Comercialmente se presentan en formato 60x90 cm, 160x230 cm, 200x290 cm, 240x330 cm y 300x400 cm. Por sus proporciones son muy fáciles de adaptar al espacio. Además, este tipo de forma permite que la alfombra “respire”, por lo que los muebles resaltarán al quedar delimitados dentro de un punto focal.

-   Circulares. Esta forma cada vez está más en tendencia. Funcionan muy bien en espacios proporcionalmente cuadrados, crean un punto focal y son ideales en recibidores con escaleras, ya que logra el efecto de suavizar la vista de espacios donde tenemos muchas esquinas y ángulos rectos. También funcionan muy bien debajo de una mesa redonda al centro de un amplio recibidor.

-   Alargadas. Las alfombras con forma alargada nos resultan muy útiles en espacios angostos, como lo son los recibidores tipo pasillo. Debemos considerar que el ancho de la alfombra sea por lo menos del ancho de la puerta, de esta manera, la proporción del espacio será armoniosa. Además, este tipo de alfombras visualmente crean un punto de fuga y agregan profundidad. Es un gran elemento en espacios reducidos, ya que, al no contar con suficiente espacio para mobiliario y accesorios, podemos hacer uso de una alfombra larga para que el espacio se vea interesante. Podemos reforzar la intención con decoración sobre las paredes y vegetación alta.

DISEÑO: Escoger el color, el tejido y el patrón de una alfombra se puede volver la parte más interesante del proceso. Es en este punto donde podemos tardar mucho tiempo en encontrar lo que más nos guste y se adapte al estilo de nuestro hogar. Hay que tomarnos nuestro tiempo y considerar todas nuestras opciones. Existen alfombras de todos tipos, de distintos materiales, texturas, con patrones, lisas, de pelo o distintos tejidos.

¿CON O SIN ESTAMPADO?

Las alfombras con estampados o patrones brindan una gran personalidad al espacio. Por lo general son muy llamativas en sus diseños, por eso es que debemos equilibrar la saturación del espacio con elementos sencillos, pero siempre creando un contraste entre ellos y la alfombra, para que se vea armónico, más no monótono o sobrecargado. Por el contrario, una alfombra lisa te será muy útil para lograr un ambiente de confort sin saturar visualmente el espacio y resaltará el mobiliario y accesorios que propongas.

ALFOMBRAS DE PELO… ¿CORTO O LARGO?

Si bien las alfombras de pelo largo son muy bonitas y llamativas, ponerlas en el recibidor es una muy mala idea… Debido a la cantidad y longitud del pelo, este tipo de alfombras son de alto mantenimiento y difícil limpieza. Acumulan mucho polvo y tienden a ser muy delicadas, por lo que ponerla en un lugar de tráfico alto como lo es el recibidor, no es lo más recomendable. Mejor debemos optar por alfombras de pelo corto o tejido cerrado, estas serán más higiénicas, de fácil mantenimiento, limpieza y también poseen mayor variedad de diseños y tonalidades.

NO TODO ES SINTÉTICO.

En la actualidad están muy en tendencia los materiales en su estado más natural. Colores neutros, fibras, tejidos y patrones artesanales son un must en el diseño. Es por esto que un tapete de yute, de rattán, cáñamo, fibra de henequén (en maya: soskil), entre otros, son una gran opción a considerar. Son de muy fácil limpieza ya que no atrapan polvo y son ligeros, además de que la relación calidad – precio es bastante atractiva.

Este tipo de tapetes dan una percepción de frescura en el espacio, y son clave para obtener un estilo y un ambiente más relajado. Perfectos para climas calurosos y casas de playa.

En Arteuropeo contamos con variedad de alfombras y tapetes que seguro te encantarán: importadas, hechas a mano; diferentes estilos, colores y materiales… Acércate a nosotros, con gusto podemos asesorarte para que encuentres la alfombra ideal para tu recibidor.


Related by tags

    Dejar un comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

    ×